Publicada By  Víctor Yepes Piqueras - calidad, costes, empresa consultora, empresas constructoras, errores, procedimientos de construcción, proyectos    

En un post anterior comentamos los problemas de calidad que podía tener un proyecto, incluso se apuntó la posibilidad de utilizar una norma, la ISO 10006 para poder controlar dichos problemas. Pero, ¿sabemos de verdad lo que es la calidad en un proyecto de construcción? Vamos a dar un par de pinceladas al tema para aproximarnos a este tema tan importante. Espero que podáis aportar ideas al respecto.

Podemos definir un proyecto como la acción de “idear, trazar o proponer el plan y los medios para la ejecución de algo” (acepción 2ª de “proyectar” del Diccionario de la Lengua Española, en adelante D.R.A.E.). Esta definición es la más utilizada en ingeniería industrial así como en el mundo sajón (“project” o “project management”) y está muy ligada conceptualmente a la gestión de proyectos.

Para el D.R.A.E. proyecto, en su acepción 4ª es un “conjunto de escritos, cálculos y dibujos que se hacen para dar idea de cómo ha de ser y lo que ha de costar una obra de arquitectura o de ingeniería”. Esta definición es la habitualmente utilizada en ingeniería civil y en arquitectura; en el mundo sajón se emplea la expresión equivalente “design project”. Normalmente se asocia con la redacción de proyectos, teniendo en cuenta los aspectos formales y las reglas y normas a considerar.

El paso de la idea a la realidad es un proceso durante el cual se precisa, durante diferentes fases adecuadamente programadas y desarrolladas, la redacción de uno o varios “proyectos” (según la acepción 4ª del D.R.A.E.) que den lugar a la ejecución de las obras previstas en ellos y a su posterior explotación. Por lo tanto podemos diferenciar en todo el proceso proyectual tres fases: diseño (redacción de estudios previos y “proyectos”), implementación (construcción, ejecución o fabricación) y uso y/o explotación. Estas tres fases comprenden lo que, a partir de este momento denominaremos, en su aplicación a la ingeniería civil y a la edificación, proceso proyecto–construcción [Pellicer et al., 2002].

La calidad es un concepto que admite múltiples interpretaciones. Se asocia con aquellas características que otorgan cierto grado de excelencia a un producto o a un servicio. Hoy se interpreta la calidad como el conjunto de características de un producto o de un servicio capaces de satisfacer las necesidades y expectativas presentes y futuras del cliente, siempre que se garantice la rentabilidad a largo plazo del proveedor de dichos productos o servicios.

La empresa deberá comprender la calidad esperada por sus clientes para planificar la realización del producto, constituyendo la calidad de diseño una buena medida del grado de comprensión conseguido. A continuación se debe entregar el producto o el servicio al cliente. La calidad de conformidad expresa la concordancia entre lo proyectado y lo producido. Posteriormente el cliente advierte si lo recibido se ajusta a sus expectativas, dictaminando la calidad percibida. Este esquema que sigue a continuación podemos ver la relación de la calidad con los costes necesarios para obtenerla:

Calidad de diseño, de conformidad y esperada por el cliente (Yepes, 2003)

La fase diseño, especialmente la planificación y estudios previos al proyecto, será adecuada si se entienden perfectamente las necesidades y expectativas de los explotadores de un edificio u obra civil, independientemente de que sean usuarios finales. En esta primera fase, el producto resultante es un documento cuya calidad no sólo deberá responder a los requerimientos tanto de los usuarios de las infraestructuras como a los gestores de la implantación de la construcción correspondiente. Posteriormente la calidad de conformidad responderá a la adecuación a lo previsto (plazos, costes, calidad de ejecución, etc.). Por último, el gestor de la infraestructura (por ejemplo una empresa concesionaria de una autopista, una administración pública, un propietario de una vivienda, etc.) comprobará a lo largo de la vida útil de la misma su adecuación a sus expectativas (cubre sus necesidades, es segura, de bajo mantenimiento, de larga vida útil, etc.).

El esquema anterior define un conjunto de acciones interrelacionadas entre sí que definen la mejora continua. La planificación de lo que ha de producirse surge como una primera etapa que, tras la realización del producto o prestación del servicio, debe controlarse y medirse para analizar, tras preguntar al cliente, si el proceso se ha desarrollado con éxito. Si de la información conseguida se aprende para mejorar la planificación, se entra en un ciclo donde se garantizan mejoras continuas en la satisfacción del cliente, reduciendo costes innecesarios.

La mejora continua se podría aplicar a cada una de las fases del proceso proyecto-construcción. Sin embargo, en el sector de la construcción, cada producto resultante de un proceso (documento proyectual, construcción, etc.) es único, y raramente repetitivo. Esta circunstancia ha impide completar el ciclo de mejora continua descrito. Sólo aquellas empresas que aprenden de sus errores y sistematizan la información de sus procesos son capaces de mejorarlos.

No obstante, la mejora continua, no garantiza la permanencia de la empresa frente a entornos altamente competitivos. En estos casos se precisan saltos que sólo pueden conseguirse mediante la innovación y la reestructuración profunda de los procesos de las organizaciones, con la supresión de aquellas actividades sin valor añadido para los clientes. Es aquí donde la gestión del conocimiento de la empresa y las alianzas estratégicas pueden proporcionar ventajas competitivas de cierto calado para la supervivencia de la empresa. La incorporación de las normas ISO 10006 a la gestión de los proyectos en la construcción puede suponer, como hemos tenido la oportunidad de comentar en un post anterior, una innovación en el panorama del sector en España.

Referencias:

PELLICER, E., CATALÁ, J., SANZ, A.(2002). La administración pública y el proceso proyecto-construcción. Actas del VI Congreso Internacional de Ingeniería de Proyectos, Departamento de Proyectos de Ingeniería de la Universidad Politécnica de Cataluña y AEIPRO, Barcelona, página 35.

PELLICER, E.; YEPES, V.; TEIXEIRA, J.C.; MOURA, H.P.; CATALÁ, J. (2014). Construction Management. Wiley Blackwell, 316 pp. ISBN: 978-1-118-53957-6.

YEPES, V. (2003). Sistemas de gestión de la calidad y del medio ambiente en las instalaciones náuticas de recreo. Curso Práctico de Dirección de Instalaciones Náuticas de Recreo. Ed. Universidad de Alicante. Murcia, pp. 219-244.

 YEPES, V.; PELLICER, E. (2003). ISO 10006 “Guidelines to quality in project management” application to construction. VII International Congress on Project Engineering. 10 pp. ISBN: 84-9769-037-0.