La construcción del puente de Verrazano-Narrows

Puente Verrazano-Narrows. Wikipedia.

El Puente de Verrazano-Narrows, diseñado por O.H. Ammann y C. Whitney, es un puente colgante situado a la entrada al puerto de Nueva York, que conecta los distritos de Staten Island y Brooklyn a través del estrecho que comunica las partes superior e inferior de la Bahía de Nueva York. La construcción del puente comenzó 13 de agosto 1959, y la cubierta superior se abrió el 21 de noviembre de 1964, con un coste de 320 millones de dólares. La longitud de su tramo central es de 1.298 m, lo que lo convirtió en el puente colgante más largo del mundo desde el término de su construcción hasta 1981, cuando fue superado por el puente de Humber en Inglaterra.

El puente lleva el nombre del explorador florentino Giovanni da Verrazzano, el primer navegante europeo que se sabe entró en la Bahía de Nueva York y el Río Hudson. Constituye un nexo crítico en el sistema vial local y regional, siendo muy conocido como el punto de partida de la Maratón de la Ciudad de Nueva York. La mayor parte del tráfico marítimo con destino a los puertos de Nueva York y Nueva Jersey debe pasar bajo el puente.

El puente está formado por dos grandes vigas trianguladas en los bordes de 7,3 m de canto. A pesar de tener doble plataforma de tráfico, tiene una esbeltez de 1/178. Ello no quita que el tablero tenga suficiente rigidez a torsión y flexión para evitar la inestabilidad debida a los efectos del viento. Las torres son dos pilares independientes unidos en cabeza por un diafragma de gran canto.

Según el Departamento de Transporte de los Estados Unidos:

  • Cada una de las dos torres contiene 1 millón de pernos y 3 millones de remaches.
  • El diámetro de cada uno de los cuatro cables de suspensión es de 36 pulgadas. Cada cable se compone de 26.108 cables que ascienden a un total de 143.000 millas de longitud
  • Debido a la altura de las torres y su distancia, la curvatura de la superficie de la Tierra tenía que ser tomado en cuenta en el diseño del puente-las torres son 1 5/8 pulgadas más lejos en su parte superior que en sus bases.
  • Debido a la expansión térmica de los cables de acero, la calzada del puente es 12 pies más bajo en verano que en invierno.

Os paso un par de vídeos históricos sobre su construcción que espero os gusten.

 

 

Torres y rascacielos: de Babel a Dubái, o a la China

La construcción de rascacielos siempre ha sido una aventura y un mito para el ser humano. Es la metáfora más parecida al espírito de inmortalidad aspirada por los humanos, capaz de superar cualquier dificultad para alcanzar el cielo, el infinito. Las catedrales podrían ser los siguientes edificios, tras la mítica torre de Balbel, capaces de alcanzar dicha espiritualidad. La siguiente obsesión quizá fue la Torre Eiffel, diseñada por un ingeniero, y que no fue muy entendida por la academia del momento, aunque sí por los parisinos.

Los actuales rascacielos, creados en Chicago (Estados Unidos), y perfeccionados en Nueva York,  constituyen una auténtica revolución urbana, símbolo de modernidad. El elemento principal que permitió el desarrollo de los rascacielos fue el ascensor, si bien otros avances técnicos  como el acero, el hormigón armado, el vidrio, y la bomba hidráulica hicieron posible el aumento progresivo en altura.

Antes del siglo XIX los edificios de más de seis plantas eran muy escasos y muy poco prácticos, por lo que se puede decir que son estructuras propias del siglo XX y con una gran proyección en el futuro en las ciudades verticales. Ver, por ejemplo, el proyecto Kingdom Tower, en Jeddah, Arabia Saudí, ya iniciado y que tendrá una altura de unos 1000 m, o bien la Torre Biónica, con 1228 metros de altura, 300 pisos y con una capacidad para albergar a 100.000 personas. Más datos y gráficos sobre rascacielos, por altura, por región, por tipo o por funcionalidad pueden consultarse en el informe de CTBUH.

En la ciudad prefectura de Changsha, China, será construido este año (2013) el que será el nuevo edificio más alto del planeta, llamado Sky City y que medirá nada menos que 838 metros de altura, utilizando además un método de fabricación que le permitirá estar listo en cosa de meses. Porque el que hasta ahora es el edificio de mayor altura jamás visto, el Burj Khalifa en Dubai (828 metros), comenzó a construirse el año 2004 y se inauguró en 2010, mientras que el Sky City comenzará sus obras durante el próximo mes de junio y estará listo a finales de este mismo año 2013, tardándose cerca de 210 días en completarse.

Para abundar más sobre el tema, os dejo un magnífico vídeo del arquitecto Enrique Álvarez-Sala, coautor de la Torre SyV de Madrid, que nos guía en la visita a la Exposición “Torres y Rascacielos: De Babel a Dubái”. Espero que os guste.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.