UPV



Resultados de la b煤squeda By Etiquetas: geotecnia


驴C贸mo evitar accidentes por enterramiento en zanjas?

trabajosUna de las unidades de obra que m谩s vidas se cobra es la excavaci贸n de zanjas. Se entiende por zanja una excavaci贸n larga y angosta realizada en el terreno.聽 En los trabajos llevados a cabo en zanjas se producen con frecuencia accidentes graves o mortales a causa del desprendimiento de tierras. Por ello es necesario adoptar aquellas medidas que garanticen la seguridad de los trabajadores que tienen que llevar a cabo labores en el interior de las mismas . Con car谩cter general se deber谩 considerar peligrosa toda excavaci贸n que, en terrenos corrientes, alcance una profundidad de 0,80 m y 1,30 m en terrenos consistentes. Un buen monogr谩fico al respecto es el elaborado por el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales, o este otro del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Empleo, de la Comunidad de Madrid. Por su inter茅s, os recomiendo que os lo estudi茅is atentamente.

Evidentemente, con una buena entibaci贸n y el buen juicio y la prudencia de las personas se pueden evitar muchos problemas. Aunque a veces, es suficiente con bermas y taludes adecuados. El desmoronamiento de una zanja afecta gravemente a la seguridad de los operarios que trabajan en ella. Para evitar accidentes es importante conocer el empuje de tierras a los que se somete una entibaci贸n para evitar su colapso. Con el objetivo de ayudar a entender de forma cualitativa a nuestros alumnos聽 el comportamiento de la presi贸n a la que est谩 sometida una entibaci贸n en funci贸n del peso espec铆fico y 谩ngulo de rozamiento interno del terreno y la profundidad a la que se encuentra dicha entibaci贸n, en la Universitat Polit猫cnica de Val猫ncia se han desarrollado unos objetos de aprendizaje que permiten visualizar dicho comportamiento. Con todo, existen causas m谩s importantes incluso que provocan el desmoronamiento de una zanja como es la heterogeneidad del terreno, la presencia de elementos intermedios (canalizaciones, etc), las acciones de agentes externos (trafico rodado, acopios) y las inclemencias del tiempo y condiciones clim谩ticas. Por tanto, el modelo que os pasamos es, evidentemente, demasiado sencillo, pero permite una primera llamada de atenci贸n ante este grave problema. Como siempre, la experiencia y el buen juicio del responsable de la obra y de los operarios est谩 por encima de cualquier otra consideraci贸n. Os paso a continuaci贸n este peque帽o objeto de aprendizaje.

La forma de trabajar con ellos es muy sencilla. Se debe seleccionar: la profundidad de la zanja (valores entre 1 y 15 m), peso espec铆fico aparente del terreno (hasta 30 kN/m3) y 谩ngulo de rozamiento interno del terreno (en grados sexagesimales, hasta un valor de 60潞). No se admiten valores negativos. Espero que os guste. El enlace es:聽https://laboratoriosvirtuales.upv.es/eslabon/Entibacion/

Empuje tierras

Adem谩s, os paso varios v铆deos al respecto. Espero que os sean de utilidad.

驴Ver las obras a trav茅s de la valla? Aprendizaje pr谩ctico con Youtube

JubiladosEste es el paradigma de las obras: siempre existen personas mayores, normalmente jubilados, que desde la valla se pasan todo el d铆a, d铆a tras d铆a, hasta acabar la obra, observando y criticando lo que ven y se hace. Si nuestros alumnos tuviesen el tiempo suficiente de ver una obra completa y se les comentara d铆a a d铆a los errores y las bondades de lo que all铆 ocurre, la experiencia conseguida ser铆a magn铆fica.

Por ello, para asignaturas como “Procedimientos de Construcci贸n”, muchas veces las explicaciones en clase ser铆an insuficientes sin la experiencia de la visualizaci贸n de las obras. Para ello nuestros alumnos tienen un trabajo de curso sobre la observaci贸n de una obra en concreto y su informe final. Aunque con la crisis actual, el tema se complica cada vez m谩s.

Para hablar de este tema de las “vallas”, os dejo una charla de Juan Jos茅 Rosas, ingeniero de caminos experto en geotecnica, que a trav茅s de su blog “Geojuanjo” nos deja peri贸dicamente informaci贸n y curiosidades sobre su especialidad. Os recomiendo que ve谩is este v铆deo donde habla de la “observaci贸n” de las obras. Si no tenenos una “valla” cerca, lo mejor es Youtube, que es la “valla universal”.

8 enero, 2015
 
|   Etiquetas: ,  ,  ,  ,  ,  |  

Pilotes prefabricados de hormig贸n pretensado

http://www.ingeniero-de-caminos.com/

Los pilotes prefabricados pretensados se emplean en cimentaciones profundas y como anclajes en obras terrestres y en obras mar铆timas. Estos pilotes聽presentan una mayor resistencia a flexi贸n y a tracci贸n que los pilotes de hormig贸n armado, por lo que se usan en obras en las que es necesario resistir esfuerzos horizontales grandes (muelles, pantalanes, zonas s铆smicas) o de tracci贸n (macizos de anclaje, muros, etc.).

La resistencia a tracci贸n es igual a la fuerza del pretensado. Por su menor presencia de fisuras, tambi茅n est谩n recomendados en suelos agresivos o contaminados,聽adem谩s de no verse afectados por el nivel fre谩tico.聽Otro caso de utilizaci贸n se da en terrenos muy blandos, en los que durante el proceso de hinca se pueden generar en el pilote esfuerzos importantes a tracci贸n que son absorbidos por la precompresi贸n inicial debida al pretensado.

http://www.sciaust.com.au/

Los pilotes prefabricados de hormig贸n pretensado pueden tener secciones huecas o macizas, siendo estos 煤ltimos, en general, de menor secci贸n que los tubulares.聽Los pilotes de secci贸n tubular suelen ser cil铆ndricos, aunque tambi茅n se suministran con secci贸n octogonal y cuadrada aligeradas mediante hueco circular para disminuir el peso. El hueco central suele ser utilizado para introducir los sistemas de instrumentaci贸n.聽Los di谩metros usuales oscilan entre los 0,60 y 1,60 m, con espesores m铆nimos de pared de 10 cm, siendo, en general, m谩s largos y de mayor secci贸n que los pilotes de hormig贸n armado prefabricados.

Los pilotes pretensados de secci贸n maciza suelen ser cuadrados u octogonales y en general de dimensiones similares a los prefabricados de hormig贸n armado.聽Su configuraci贸n es similar a la de los pilotes prefabricados de hormig贸n armado solo que sustituyendo la armadura longitudinal por cables o alambres de pretensar. La armadura longitudinal es en general armadura de m铆nimos, normalmente del 2% de la secci贸n de hormig贸n.

Tipos de pilotes pretensados
  • Pilotes prefabricados pretensados con alambres adherentes. Los pretensados (pre-tensi贸n) se ejecutan de una sola pieza en las bancadas de las plantas de prefabricaci贸n. Las secciones m谩s t铆picas son la cuadrada y la hexagonal. Estos pilotes est谩n provistos de un azuche met谩lico en la punta para protegerla en el proceso de hinca. Para grandes longitudes de pilote se dispone una junta de empalme que permite unir diferentes tramos hasta alcanzar la profundidad deseada. Las juntas deben estar dise帽adas para resistir mayores solicitaciones que el propio pilote. Los elementos de conexi贸n se ajustan y se protegen de la corrosi贸n. Una vez conectados se consigue una pretensi贸n que asegura la transmisi贸n de esfuerzos.
  • Pilotes prefabricados con armadura postesa.聽Los postensados se ejecutan en tramos que son ensamblados hasta obtener la longitud deseada y postensados mediante gatos en una planta o en la propia obra. La m谩s com煤n es la secci贸n anular (pilote tipo Raymond). Estos pilotes se construyen mediante centrifugado y permiten un f谩cil acceso para su inspecci贸n. La secci贸n anular presenta un menor peso propio, con un gran momento de inercia y radio de giro. La longitud de estos pilotes puede llegar a 60 m, con una secci贸n de hasta 1,50 metros.

http://www.pilingcontractors.com.au/

La armadura transversal esta formada por armadura pasiva colocada en espiral con mucha mayor densidad en la cabeza y en la punta debida a las necesidades de zunchado del hormig贸n durante el proceso de hinca.

Empalme de pilote pretensado, http://www.pilebuckinternational.com

Los pilotes pueden fabricarse de una pieza o en tramos empalmables seg煤n las necesidades de la obra. Las uniones entre tramos de pilotes pretensados son en general m谩s complejas que las de hormig贸n armado. Tambi茅n es posible empalmar el un mismo pilote tramos pretensados con armados, en funci贸n de las solicitaciones. El corte de los pilotes pretensados por pre-tensi贸n tubulares es sencillo y se realiza mediante sierras circulares para hormig贸n armado.

Los importantes esfuerzos que se generan en la punta del pilote durante el proceso de hinca hacen necesario el refuerzo en la misma. La punta puede haber sido hormigonada con forma plana, c贸nica o piramidal o a帽adir azuches met谩licos espec铆ficos para determinado tipo de terrenos.

La fabricaci贸n de los pilotes pretensados tubulares se realiza en planta de prefabricaci贸n mediante centrifugado. Utilizando el curado al vapor en c谩maras, se pueden hincar pilotes a las 72 horas de su fabricaci贸n.

Los pilotes de hormig贸n pretensado poseen una mayor durabilidad que los de hormig贸n armado gracias a la limitaci贸n de aberturas de fisuras por el pretensado. No obstante en ambientes muy agresivos (marinos, suelos org谩nicos, zonas industriales, etc.) en los que se favorece la corrosi贸n de las armaduras, el hormig贸n suele ser tratado con cementos especiales o incluso revestimientos protectores en general de origen bituminoso.(p.e. brea-epoxi). Estos revestimientos se pueden aplicar a todo el fuste o solo en el tramo del pilote en el que se prevea ambiente agresivo.

Para completar la informaci贸n sobre este tema, os dejo a continuaci贸n un enlace de Carlos Fern谩ndez Tadeo聽que indica c贸mo聽realizar un control de calidad completo de su construcci贸n, 聽http://fernandeztadeo.com/WordPress/?p=2647

A continuaci贸n pod茅is ver un v铆deo Polimedia donde se explica este tipo de pilote.

Tambi茅n os dejo un v铆deo donde se explica la fabricaci贸n de pilotes de secci贸n circular.

聽聽

28 diciembre, 2014
 
|   Etiquetas: ,  ,  ,  ,  |  

Congelaci贸n de suelos

http://www.tectonica-online.com/productos/2683/artificial_congelacion/#

A la hora de realizar una excavaci贸n y conseguir estabilizar el suelo, aunque sea de forma provisional, una posibilidad consiste en congelar el suelo, especialmente cuando 茅stos son blandos y est谩n saturados. Ello permite disponer de una pared provisional que impide el desmoronamiento del terreno.

El estudio de la congelaci贸n artificial del suelo precisa conocimientos en relaci贸n con las t茅cnicas de congelaci贸n existentes, as铆 como de las propiedades t茅rmicas y geot茅cnicas del terreno. Como es f谩cil de entender, este procedimiento constructivo requiere la presencia de empresas altamente especializadas. Aqu铆 pod茅is descargar un documento donde se explica una aplicaci贸n pr谩ctica de la t茅cnica.

Fundamento te贸rico

La congelaci贸n del terreno con el fin de conseguir su estabilizaci贸n temporal es una t茅cnica antigua empleada ya en miner铆a desde mediados del siglo pasado. Se basa en la transformaci贸n del agua intersticial en hielo, que en ese estado act煤a como elemento aglutinante de las part铆culas que componen el suelo.

Se consiguen as铆 dos efectos, por una parte un aumento de la resistencia del terreno y por otra una completa impermeabilidad que facilita durante un tiempo las condiciones de excavaci贸n. Pero al mismo tiempo, tambi茅n se alteran otras condiciones geot茅cnicas que pueden afectar a estructuras contiguas a la obra, que en el proyecto previo han de ser estudiadas cuidadosamente.

 

Aplicabilidad

La congelaci贸n es adecuada en una gran variedad de suelos, incluso en casos donde las inyecciones y otros m茅todos no pueden ser utilizados. El requisito que plantea es la necesidad de que los suelos est茅n saturados de agua, ya que de lo contrario el m茅todo no mejora las caracter铆sticas del terreno.

http://teoriadeconstruccion.files.wordpress.com

Sistemas de congelaci贸n

El procedimiento general se aplica instalando en torno al bloque de suelo que se quiera estabilizar, un conjunto de tubos o sondas de congelaci贸n por las que habr谩 de circular la sustancia refrigerante, con la disposici贸n y separaci贸n entre sondas que aconsejen las condiciones de obra (profundidad de excavaci贸n, planta, etc.) y el terreno.

Como sustancias refrigerantes pueden emplearse salmueras (frecuentemente de cloruro c谩lcico), anh铆drido carb贸nico, o nitr贸geno l铆quido, todas ellas con el mismo fundamento f铆sico: la capacidad de absorci贸n de calor de estas sustancias, al pasar de l铆quido a gas.

 

La instalaci贸n es diferente, seg煤n el elemento refrigerante sea recuperado (circuito cerrado) o no (circuito abierto). En el primer caso, ha de establecerse un circuito cerrado como el que se muestra en la figura. El fluido en forma l铆quida, pasa por los tubos refrigerantes y al evaporarse a trav茅s de ellos absorbe calor铆as del terreno. Conseguido este efecto, la sustancia en forma de gas se hace pasar por un compresor que en combinaci贸n con un sistema refrigerador lo licua a baja temperatura, y despu茅s es conducida a un dep贸sito, en el que es almacenada en forma l铆quida a alta presi贸n. Desde este dep贸sito el caudal ser谩 bombeado de nuevo a las sondas refrigerantes para ser reutilizado en un nuevo recorrido a trav茅s del circuito cerrado de congelaci贸n.

Cuando la congelaci贸n se aplica sin recuperar la sustancia refrigerante, 茅sta (normalmente nitr贸geno l铆quido), es transportada a pi茅 de obra en camiones cisterna y desde ellos es bombeada a baja temperatura (禄 -196 潞C), directamente hacia las sondas o tubos congeladores de la instalaci贸n: el fluido, despu茅s de pasar a trav茅s de las sondas, ya evaporado es dirigido hasta el final del circuito, en este caso abierto, del cual sale a la atm贸sfera en forma de gas a unos -60 潞C de temperatura.

Este sistema resulta m谩s caro que el anterior por no recuperarse la sustancia refrigerante, pero los efectos de congelaci贸n que se consiguen en la pr谩ctica son m谩s r谩pidos.

Existe la opci贸n de utilizar un procedimiento mixto, consistente en combinar la capacidad frigor铆fica del nitr贸geno l铆quido, para efectuar la congelaci贸n del terreno de forma r谩pida, y la econom铆a de la salmuera, para el mantenimiento durante los trabajos de excavaci贸n y ejecuci贸n de la estructura. Para ello, los circuitos de sondas deben estar separados de forma que se puedan utilizar ambos procedimientos.

Condiciones de ejecuci贸n

La elecci贸n del procedimiento y medios de congelaci贸n m谩s efectivos, requiere el estudio del terreno y de la obra en tres etapas:

  • Estudio de viabilidad
  • Elecci贸n del sistema
  • Ejecuci贸n y control

El objeto del estudio de viabilidad es decidir en primer t茅rmino si la congelaci贸n es factible, con o sin medidas correctoras del terreno y en el primer caso definir qu茅 tipo de medidas deben adaptarse.

Como es l贸gico, es esencial partir de un buen conocimiento hidrogeol贸gico del terreno y de todo el entorno al que pueda afectar el proceso de congelaci贸n. En este estudio tienen especial inter茅s los par谩metros t茅rmicos del suelo, y los geot茅cnicos antes y despu茅s de la congelaci贸n, y en las situaciones intermedias.

Es importante conocer el volumen y las condiciones del agua que pueda estar en contacto con la masa congelada, por la aportaci贸n de calor que puede proporcionar y por los efectos producidos por la velocidad de circulaci贸n: a partir de velocidades de 1,5 – 2 m/d铆a si no es con nitr贸geno l铆quido la congelaci贸n no es factible; con velocidades mayores los tratamientos previos de inyecci贸n por su eficacia y por su escasa incidencia econ贸mica, pueden ser un buen medio corrector. En general los procesos de congelaci贸n son m谩s viables en suelos saturados pero tambi茅n son aplicables en suelos con grados muy bajos (10 %) de saturaci贸n.

Con las conclusiones del estudio de viabilidad debe decidirse el sistema de congelaci贸n y la forma y disposici贸n de los tubos que mejor se adapten a las condiciones del terreno y del espacio disponible. Si la obra lo permite, se suele recurrir a superficies cil铆ndricas (circulares o el铆pticas) para que los esfuerzos que se produzcan sobre el bloque congelado sean principalmente de compresi贸n.

El an谩lisis t茅rmico previo del bloque a congelar es esencial para decidir:

  • la disposici贸n m谩s favorable de las sondas
  • la potencia del equipo de congelaci贸n y
  • el tiempo de funcionamiento que es necesario para conseguir la temperatura de congelaci贸n prevista.

En este tratamiento es muy importante el control de temperaturas en el interior del suelo congelado mediante la disposici贸n de sondas termom茅tricas. As铆, puede controlarse c贸mo progresa la formaci贸n del muro, adem谩s de vigilar su evoluci贸n durante la fase de excavaci贸n, establecer los periodos de mantenimiento y fijar la potencia frigor铆fica necesaria en funci贸n de la respuesta t茅rmica del suelo y la transmisi贸n de calor a trav茅s del paramento excavado.

La resistencia de un suelo congelado est谩 definida como en cualquier otro, por la cohesi贸n y el 谩ngulo de rozamiento. Pero estos par谩metros en este caso, var铆an en funci贸n de la temperatura y del tiempo con leyes diferentes no s贸lo en funci贸n de la composici贸n del suelo sino tambi茅n de la duraci贸n de la carga aplicada.

Ventajas y limitaciones

Las ventajas del tratamiento de congelaci贸n del terreno radica en la posibilidad de ahorro de tiempo y de coste frente a problemas de presencia importante de agua en excavaciones bajo el nivel fre谩tico, adem谩s de en la amplia variedad de suelos donde puede aplicarse. Como limitaciones destacan la alta especializaci贸n que precisa su aplicaci贸n y su elevado coste, por lo que no es muy utilizado en Espa帽a.

Tambi茅n hay que apuntar como inconvenientes que, en el caso de gravas, con cierta velocidad del agua sub谩lvea, la congelaci贸n se hace complicada y necesitar铆a alguna inyecci贸n complementaria. Tampoco es despreciable el asiento producido tras la descongelaci贸n del suelo.

Referencias:

MART脥, J.V.; GONZ脕LEZ, F.; YEPES, V. (2004). Temas de procedimientos de construcci贸n. Mejora de terrenos. Editorial de la Universidad Polit茅cnica de Valencia. Ref. 2004.844. Valencia, 52 pp.

MUZ脕S, F. (1980). El fr铆o, la helada, congelaci贸n de terrenos. Cap铆tulo 16 de Geotecnia y Cimientos III, de J.A. Jim茅nez Salas, Ed. Rueda.

MUZ脕S, F. (1980). 聽Congelaci贸n artificial del terreno. IV Curso sobre T茅cnicas de Mejora del Terreno. Valencia, 16 de octubre. (link)

3 diciembre, 2014
 
|   Etiquetas: ,  ,  ,  ,  |  

Ensayo de placa de carga

Ensayo de placa de carga. V铆a: Enrique Montalar

El聽ensayo de placa de carga聽es uno de los聽ensayos “in situ”聽llevados a cabo para realizar un聽reconocimiento geot茅cnico.聽La ejecuci贸n de la prueba resulta imprescindible para la comprobaci贸n de la聽capacidad portante聽de un suelo, en funci贸n de su estado natural o como consecuencia de una determinada compactaci贸n.

Consiste en aplicar una carga sobre una placa (generalmente r铆gida), colocada sobre la superficie del terreno, y medir los asientos producidos. Se utilizan con gran profusi贸n para comprobar el m贸dulo de deformaci贸n de capas de terraplenes y de firmes.

El m茅todo habitualmente utilizado es el est谩tico, con carga aplicada sobre una placa聽circular mediante un gato hidr谩ulico, utilizando un cami贸n cargado o una m谩quina pesada como聽reacci贸n para el gato.聽La norma聽NLT-357/98聽describe la realizaci贸n de este ensayo.聽El Pliego de Prescripciones T茅cnicas Generales para Obras de Carreteras, especifica valores m铆nimos de l聽m贸dulo E2聽para diferentes materiales y situaciones聽(link).

Os dejo varios v铆deos sobre c贸mo se realiza el ensayo. Espero que os gusten:

(m谩s…)

7 febrero, 2014
 
|   Etiquetas: ,  ,  ,  ,  |  

Compactaci贸n din谩mica y su control con ensayos de penetraci贸n din谩mica

Compataci贸n din谩mica (fotograf铆a de Menard)

La compactaci贸n din谩mica es una t茅cnica que mejora la capacidad portante de los suelos, especialmente de aquellos con escasas caracter铆sticas geot茅cnicas, mediante la aplicaci贸n de esfuerzos din谩micos en superficie. Se trata de aplicar un elevado esfuerzo din谩mico al dejar caer una masa elevada desde cierta altura. Actualmente, es habitual el uso de pesos de maza que oscilan normalmente entre 1 y 100 toneladas, con alturas de ca铆da de hasta 40 m. Este tipo de tratamiento es altamente dependiente de las caracter铆sticas del suelo y de la energ铆a empleada. En principio, se puede utilizar en suelos granulares, saturados o no, y ofrece buenos resultados en rellenos artificiales heterog茅neos, que dif铆cilmente se pueden mejorar con otros procedimientos. Adem谩s, la mejora es significativa incluso a profundidades altas, siendo una soluci贸n econ贸mica cuando se compara con otras soluciones alternativas como la excavaci贸n y sustituci贸n del suelo, la precarga, las inyecciones y otras t茅cnicas de mejora de suelos. (m谩s…)

Sondeo a rotaci贸n con barrena helicoidal

pilote-cpi8-2grandeEl sondeo a rotaci贸n con barrena helicoidal, maciza o hueca es un m茅todo a perforaci贸n a destroza en la que los materiales salen desmenuzados por la boca del sondeo. Se puede utilizar si el terreno es relativamente blando y cohesivo, y no se encuentran capas cementadas, gravas, o roca en toda la profundidad de realizaci贸n del sondeo. Si se emplea la barra helicoidal hueca, es posible la toma de muestras inalteradas y la realizaci贸n de ensayos “in situ” por el interior de la sonda.

Podemos destacar tres tipos fundamentales: h茅lice corta, h茅lice continua y cucharas auger. (m谩s…)

17 diciembre, 2013
 
|   Etiquetas: ,  ,  ,  ,  ,  ,  |  

驴Qu茅 es la curva de compactaci贸n de un suelo?

Seguimos con este post la divulgaci贸n de conceptos b谩sicos relacionados con una de las unidades de obra que m谩s patolog铆as conlleva a largo plazo: la compactaci贸n. En otros posts anteriores ya hablamos de los tramos de prueba y de la compactaci贸n din谩mica. La compactaci贸n constituye una unidad de obra donde la interacci贸n entre la naturaleza del suelo, sus condiciones, la maquinaria y el buen hacer de las personas que intervienen en ella son cruciales. Desgraciadamente, en numerosas ocasiones se trata a la compactaci贸n como una unidad de obra complementaria o auxiliar. Vamos, por tanto, en 8 minutos, a dar dos pinceladas sobre el concepto de curva de compactaci贸n. Espero que os guste.

Referencias:

YEPES, V. (1997). Equipos de movimiento de tierras y compactaci贸n. Problemas resueltos. Colecci贸n Libro Docente n潞 97.439. Ed. Universitat Polit猫cnica de Val猫ncia. 253 p谩g. ISBN: 84-7721-551-0.

YEPES, V. (2014).聽Equipos de compactaci贸n superficial.聽Apuntes de la Universitat Polit猫cnica de Val猫ncia, Ref. 187. Valencia, 113聽pp.

YEPES, V. (2015). Coste, producci贸n y mantenimiento de maquinaria para construcci贸n. Editorial Universitat Polit猫cnica de Val猫ncia, 155 pp. ISBN: 978-84-9048-301-5. Ref. 402.

5 septiembre, 2013
 
|   Etiquetas: ,  ,  ,  ,  ,  ,  ,  ,  |  

El compactador est谩tico de patas apisonadoras

Compactador autopropulsado de patas apisonadoras. Fotograf铆a de V铆ctor Yepes

Tambi茅n llamados rodillos autopropulsados de impactos o de zapatas, son la r茅plica moderna a las de pata de cabra. En posts anteriores ya comentamos aspectos relacionados con la curva de compactaci贸n, los tramos de prueba,聽 o las recomendaciones de trabajo en la compactaci贸n. En este nos centraremos en los compactadores est谩ticos de patas apisonadoras.

Est谩n formados por cuatro rodillos con patas de forma truncada y acabada en doble bisel, lo que permite no sacar el material al salir de la penetraci贸n en el terreno. La longitud no supera los 20 cm y su n煤mero var铆a entre 50 a 65 patas por rodillo. Se les suele acoplar una hoja empujadora para facilitar el extendido del material. La potencia oscila entre 50 y 300 kW. (m谩s…)

1 junio, 2013
 
|   Etiquetas: ,  ,  ,  ,  |  

Automatic design of concrete vaults using iterated local search and extreme value estimation

La optimizaci贸n de estructuras reales de hormig贸n armado constituye un campo de gran inter茅s no s贸lo en la investigaci贸n, sino en la aplicaci贸n real en obra. Os paso un art铆culo reciente donde se explica una forma de optimizar b贸vedas de hormig贸n empleadas habitualmente en pasos inferiores como falsos t煤neles. Los ahorros que se pueden conseguir, en este caso, han sido de un 7% respecto a un dise帽o tradicional. En el caso de obras lineales de gran longitud, los ahorros pueden ser nada despreciables. La revista Latin American Journal of Solids and Structures es una revista en abierto, de donde pod茅is descargaros 茅ste y otros art铆culos de inter茅s.

 

Licencia de Creative Commons
Este obra est谩 bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Entrada siguiente Previous Posts

Universidad Politécnica de Valencia